Saltar al contenido

Minerva, diosa de la sabiduría

Minerva

En la mitología romana una deidad de la que se habla frecuentemente es de Minerva. Esta antigua civilización pensaba en esta deidad como una de sus figuras más importantes, encargadas, entre otras cosas, de mantener bajo su cuidado a Roma.

No obstante, no sería una diosa si no tuviese otros elementos que también la representaran como su templo, la relación con otros dioses o las leyendas detrás de su participación en las creencias romanas.

¿Quién es Minerva?

Minerva es la diosa de la sabiduría para los romanos. También se le relaciona con la prudencia, las artes y las técnicas de la guerra, además de tener bajo su cuidado a la ciudad de Roma.

Además, vigilaba bajo su atenta mirada a los artesanos, que formaban parte de una de las actividades más importantes que se daba en el Antiguo Imperio.

La representación de esta figura romana era de ser supremo. Formaba parte de la Triada Capitolina, la cual compartía con Juno y con Júpiter.

Su nombre proviene del etrusco, que quiere decir Menrva. Aparece desde los relatos del siglo II a.C. y se le considera el reflejo de la diosa Atenea.

El nacimiento de Minerva

Cuentan los antiguos escritos que nació de Metis y Júpiter. No obstante, este último decidió devorar a su madre.

Fue así como Júpiter decide buscar ayuda en Vulcano, dios romano del fuego y los metales. Este, le abre la cabeza con un hachazo y de ahí termina emergiendo la grandiosa, adulta y bien armada Minerva.

Cuenta con un casco, una lanza y un escudo. Al final, termina uniéndose a su padre a fin de ayudarlo en la guerra contra los gigantes y después en la Guerra de Troya, haciendo una gran demostración de su determinación e inteligencia estratégica.

Atributos que posee Minerva

Entre los atributos que incluye la diosa se encuentra el de ser una mujer hermosa que vestía de manera sencilla. Además, se le atribuía una personalidad reservada, con gran valor y fortaleza.

En las manos se le puede ver una pica y en el pecho un escudo. Entre los símbolos que guardan relación con ella se encuentran:

  • El búho.
  • La égida.
  • El comercio.
  • La cara de Medusa.
  • La música.
  • La poesía.
  • La medicina.
  • La tejeduría.

Relación en la mitología

Minerva era la mano derecha de Júpiter, dios supremo de toda la mitología romana. Su poder era hacer cumplir la palabra y decisiones que tomase su padre, y siempre se cumplían.

Minerva estatua

El templo de Minerva

El mayor culto a Minerva se da en el templo del Monte Capitolino. Este era centro importante para la Triada Capitolina, contando con sus propias festividades que iban desde el 19 hasta el 23 de marzo y eran llamadas Quinquatria.

El primer templo que se conoce de Minerva es el templo de Medica y el “Delubrum Minervae”, fue fundado en Pompeya alrededor de los años 50 a.C. Actualmente, sobre él, se encuentra la iglesia de Santa María.

Durante el año 207 a.C. se formó un gremio de poetas en honor a Minerva. Estos le hacían reunir ofrendas en el templo de Minerva que quedaban sobre la Aventina, el cual siguió siendo un punto importante hasta mediados de la República.

Otra festividad era la de Minusculae Quinquatria que tenía lugar el 13 de junio. Los flautistas eran los que tomaban el espacio para rendir honor a Minerva.

Representaciones de Minerva

Además de Minerva, también estaba Minerva Médica que era la que tenía el poder sobre la medicina y los curanderos.

Como Minerva Achaea se consideraba en Lucera y Apulia, guardando sus armas en el templo como pertenecientes a Diomedes.

Monedas en su honor

El culto a esta diosa era tal que llegó a contar con monedas empuñadas con su nombre. El denario de plata creado durante el mandato de Domiciano mostraba a Minerva con una cabeza laureada, sosteniendo una lanza y un rayo. En algunas otras también se le ve al lado de un búho.

La Minerva etrusca

Para los etruscos, Minerva era también una diosa lunar cuyo significado era “la que mide”. La adoptaron en su mitología como una deidad llena de sabiduría, conocedora tanto de la guerra, como del arte, las escuelas y el comercio.

Dentro de esta mitología, Minerva formaba una triada con Tinia y Uni, que eran equivalentes a Júpiter y Juno.

Minerva, diosa de la sabiduría

La Triada Capitolina

Como Triada Capitolina se conoce al conjunto de tres dioses que se veneran en la cultura romana como principales deidades y son Minerva, Juno y Júpiter.

Si bien no fue la primera, ni la última creada, esta se distinguía de las demás por tener un templo en la Colina Capitolina y ser llamada Tríada Clásica.

Mientras que Juno era la deidad de la maternidad, equivalente a la Hera de los griegos, Júpiter era el dios supremo y padre de todos los dioses griegos y también de los mortales.

Minerva y otros dioses del Olimpo

Minerva tiene un relato en el que se dice que le dio a su ancestro, Asclepio, un frasco de sangre de Gorgona del lado derecho.  Según se decía, el lado derecho tenía el poder de sanación, mientras que el izquierdo representaba la muerte más dolorosa.

Símbolos principales de Minerva

Entre los símbolos que logran distinguir a Minerva están la lechuza, la serpiente y también la planta del olivo.

¿Quién fue Aracne para Minerva?

Aracne tenia habilidad para el tejido y las ninfas, según los relatos, decían que esto había sido producto de un regalo de Minerva, deidad de las manualidades.

No obstante, esta primera siempre lo negaba pues decía que lo que sabía lo había aprendido por su propia cuenta. Estas declaraciones hicieron enfurecer a Minerva y decidió disfrazarse de anciana y visitar a Aracne.

Cuando notó lo impertinente que era ante la diosa, esta le amenazó, pero Aracne no le dio importancia. De este modo, decidieron retarse para ver quién era la mejor tejiendo.

La diosa logró crear un mágico tapiz de colores con los dioses del Olimpo. Pero Aracne terminó agregándole a la escena las aventuras épicas que estos habían protagonizado.

Al verlo, Minerva decidió destruir el tapiz Aracne y le castigó a quedar colgada para siempre tejiendo en el aire. Se dice que así fue cómo surgió la primera araña en la tierra.